viernes, 24 de noviembre de 2017

Morcillo guisado en salsa de zanahorias y champiñones


El morcillo es una carne estupenda que por desgracia no comemos muy a menudo. Siento que, salvo para añadirla al cocido o preparar ossobuco, es una carne bastante olvidada. Al menos en mi entorno. Es un gran error, ya que es una carne muy jugosa que queda tierna y con un sabor fantástico. Yo me he propuesto usarla más y cocinar otros platos que habitualmente no hago con ella y este ha sido el resultado. Un plato de carne fantástico, muy tierno y jugoso como ya he mencionado, ligero y suave, acompañado de una salsa deliciosa que le dio el punto perfecto. Tenéis que probarlo!
Para 4:


       INGREDIENTES 
  • 1 pieza grande de morcillo (la mía pesaba casi un kg) o en trozos
  • 2 bandejas de champiñones (de las de 150-200 gramos)
  • 3 zanahorias de buen tamaño
  • 1 cebolla grande
  • Vino de guisar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida


        
        PREPARACIÓN 



- Lo primero que hacemos es lavar bien los champiñones y cortarlos en trozos. Yos los corté en cuatro partes.





- A continuación, picamos la cebolla finita y pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas.



- Si tenemos una pieza grande de morcillo, como yo, la cortamos en trozos más bien grandes (para evitar que se puedan hacer demasiado. Así quedarán más jugosos. En cualquier caso el tamaño es al gusto) y los limpiamos bien de posibles restos de grasa, tendones, etc... Los salpimentamos al gusto.



- Vamos a cocina en la olla exprés, así que cubrimos el fondo de la misma con aceite, y cuando esté bien caliente añadimos los trozos de carne y los doramos. No se tienen que hacer. Solo queremos que cojan algo de color. Entonces los sacamos y los reservamos.





- Ahora añadimos la cebolla en la misma olla. Si hiciera falta, pondremos más aceite.





- Cuando la cebolla empiece a estar tierna, añadimos las zanahorias y dejamos hacer hasta que estas también empiecen a estarlo.



- Seguidamente añadimos la carne y los champiñones con un poquito de sal y mezclamos bien. Dejamos un minuto o dos. Añadimos un buen chorro de vino de guisar y dejamos cocer a fuego fuerte (podemos añadir unas cucharaditas de pan rallado para espesar un poco. Aunque no es totalmente necesario ayudará a obtener una muy buena consistencia final de la salsa).


- Cuando el quiso llegue a ebullición, cerramos la tapa de la olla, y cuando ésta empiece a echar vapor por la válvula, bajamos a fuego medio y dejamos 15 minutos en la olla rápida (serían 30 en la olla tradicional). Pasado el tiempo retiramos del fuego y esperamos a que salga todo el vapor para abrir la olla. Sacamos los trozos de carne y batimos la salsa. Ahora es el momento de rectificar de sal y pimienta. Si la salsa quedara muy espesa, añadiremos agua hasta que obtenga la consistencia que nos guste. Daremos un último hervor rápido a la misma antes de servirla con la carne. 

- Ya veréis que carne más rica y jugosa os queda. Acompañada de esta salsa que sabe mucho a champiñón, con el toque dulzón de la zanahoria y el aroma del vino queda genial. Añadid unas patatas fritas y tendréis un plato de diez!


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



jueves, 23 de noviembre de 2017

Coliflor con bechamel


Hoy vengo con otro de esos platos ya clásicos en mi casa, la coliflor con bechamel. Este era el plato de mi hermano mayor cuando éramos pequeños y siempre que mi madre le preguntaba a él qué quería comer lo pedía. Por supuesto, era obligado en su cumpleaños. Al resto de la familia no nos importaba nada porque también nos encantaba. Y es que he de decir que a mi madre le salía de concurso. Y aún le sale así :) Y yo, como buena hija, la preparo igual y a mi alemán le vuelve loco. No podía ser de otra manera :)
Para 2:



       INGREDIENTES 
  • 1 coliflor pequeña
  • 40 gramos de mantequilla
  • 20 gramos de harina
  • leche (puede ser desnatada) (la que pida)
  • Sal
  • Queso tipo parmesano el polvo para gratinar


        
        PREPARACIÓN 


- Cocemos la coliflor y la escurrimos bien. Luego la ponemos en una fuente apta para horno.





- Mientras se hace la coliflor preparamos la bechamel. Podéis encontrar la receta aquí. Los ingredientes son más bien orientativos porque yo la hago a ojo. Lo que sí es importante es que os quede tirando a líquida (más que con las croquetas, por ejemplo) porque queremos regar la coliflor y que llegue a todos los huecos. Si queda muy espesa quedará un mazacote encima. Queremos obtener un plato en su punto, ligero a pesar de llevar la salsa. La clave es la bechamel. Si nos queda muy densa quedará un plato muy pesado y perderá su gracia. Cuando la tengamos lista, regamos la coliflor con la misma. Asegurando que se cubra bien toda y que se llenen los huecos.



- Por último, espolvoreamos queso por encima, metemos al horno con la función grill y dejamos unos minutos hasta que se dore la superficie a nuestro. 





- Entonces sacamos y servimos directamente. Ya veréis qué delicia!


Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



miércoles, 22 de noviembre de 2017

Magdalenas otoñales de calabaza y especias


Este otoño me propuse por un lado hornear más y por otro utilizar mucho la calabaza, sobre todo en repostería, y lo estoy cumpliendo. Parecidas al las magdalenas que os traje por Halloween, estas de hoy llevan espelta, que sabéis que me encanta, y aceite de coco, que ya tenía ganas de probar en repostería y que me ha dejado encantada. Las especias sabéis que son un esencial de mi cocina y me encanta usarlas en repostería y más con calabaza. Quedan tan bien! Esta vez no fue excepción y además de riquísimas estas magdalenas quedaron muy esponjosas. Como siempre con ese toque ligero y saludable. Qué más se puede pedir?!



       INGREDIENTES 
  • 100 gramos de harina de espelta integral
  • 70 gramos de harina de avena
  • 30 gramos de salvado de avena
  • 200 gramos de puré de calabaza asada (o cocida)
  • 160 gramos de azúcar moreno (yo edulcorante equivalente en igual cantidad)
  • 1/2 sobre de levadura Potax (son gasificantes) (o levadura química)
  • 2 huevos
  • 70 ml de yogur (yo lo puse desnatado)
  • 60 ml de aceite de coco (o cualquier otro aceite)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1 pizca de nuez moscada



        
        PREPARACIÓN 




- En un bol mezclamos los huevos y batimos muy bien. A continuación añadimos el yogur y el aceite de coco y volvemos a batir. Y por último, añadimos el puré de calabaza. Batimos.





- En otro bol mezclamos las harinas, el salvado, la levadura y las especias. 



- Tamizando, lo incorporamos poco a poco a la mezcla anterior, batiendo muy bien . 




- Cuando tengamos una masa homogénea y sin grumos, rellenamos los moldes de magdalena que previamente habremos engrasado. Metemos al horno ya caliente a 180ºC, 20 minutos.



- Pasado el tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar las magdalenas sobre una rejilla. Ya veréis qué ricas y que olor más delicioso desprenden. En una lata o recipiente hermético aguantan muy bien varios días, aunque no creo que duren tanto :)



Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



martes, 21 de noviembre de 2017

Arroz con salmón y gambas


Vuelvo con otra receta de arroz, y es que estoy cumpliendo eso que dije hace poco de preparar arroz más frecuentemente. Parece que le he cogido el truquillo y la verdad es que salen unos platos fabulosos. El arroz no es solo paella o arroz con pollo. Es otro de esos ingredientes super versátiles que acepta casi cualquier cosa y queda fenomenal. Además es un alimento muy nutritivo que, bien combinado, resulta en platos completos perfectos para toda la familia. No os perdáis este de hoy, con salmón y gambas, porque sabe a gloria! :)



       INGREDIENTES 
  • 1 vaso pequeño (de vino) de arroz por persona
  • 150 gramos de de salmón por persona
  • 1 puñado de gambas (congeladas o frescas)
  • 1 puñado de de menestra de verduras congelada
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 2 vasos pequeños (de vino) de caldo de pescado por cada vaso de arroz
  • 1 cucharadita de cúrcuma o colorante alimentario
  • Sal
  • Aceite de oliva



        
        PREPARACIÓN 


- Picamos la cebolla y la ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite de oliva.





- Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la verdura y rehogamos.




- A continuación, añadimos las gambas, mezclamos y dejamos hacer un par de minutos.






- Seguidamente añadimos el salmón cortado en cuadraditos y salado al gusto (no pongáis demasiada sal ay que el caldo también lleva). Mezclamos bien y dejamos 1 minuto.






- Ahora añadimos el arroz y el colorante y mezclamos bien.





- Por último cubrimos con el caldo de pescado y subimos el fuego. Cuando llegue a ebullición, bajamos a fuego medio, tapamos y dejamos unos 12-15 minutos, según el tipo de arroz que pongáis. Lo que os ponga en la bolsa del mismo. Yo usé la variedad Basmati.


- Pasado el tiempo, comprobamos que el arroz está perfectamente cocinado (si no es así, dejamos algo más de tiempo y añadimos un poco de agua si ya no queda líquido), retiramos del fuego y servimos. Queda un plato único completo y maravilloso.


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



lunes, 20 de noviembre de 2017

Revuelto de espinacas frescas al comino


Hacía tiempo que no traía un revuelto, que ya sabéis que me encantan. Como siempre digo, apañan cualquier cena y quedan exquisitos. Siempre que vamos de tapeo mi marido y yo pedimos unos, nos encantan. Uno que creo que no habíamos pedido ni preparado en casa antes era el de espinacas. Es curioso que siempre había preparado tortillas pero nunca revuelto. En esta ocasión le añadí un toque de comino, que aprendí en Marruecos le iba fenomenal al huevo, y quedó sensacional. Una cena rápida u sencilla de primera. Una auténtica exquisitez.



       INGREDIENTES 
  • 1 bolsa de espinacas baby frescas (250 gramos)
  • 3 huevos XL
  • Comino molido al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva



        
        PREPARACIÓN 
- Lavamos y escurrimos muy bien las espinacas, y las ponemos a rehogar con un poco de sal (no mucha ya que luego añadiremos más), en una sartén con un poco de aceite de oliva. Dejamos hacer hasta que reduzcan. Liberarán mucho agua y la verdad es que quedan en nada. Con las cantidades que pongo da para uno como cena principal o dos si es para compartir con más cosas.



- Cuando tengamos listas las espinacas (añadiendo algo más de aceite si hiciera falta) añadimos los huevos directamente sobre la sartén. Salamos al gusto y espolvoreamos el comino, también al gusto. Empezamos a remover de forma constante para que no se peguen los huevos y para que se vayan bien mezclando bien con las espinacas. Cuando los huevos alcancen el grado de cocinado deseado (para mí tirando a poco hecho), apagamos el fuego y servimos. Esperamos 1 o 2 minutos para que no queme, cogemos un buen trozo de pan fresco y a disfrutar. Una verdadera delicia!



Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina