viernes, 29 de diciembre de 2017

Hummus - receta tradicional


Hace mucho tiempo os traje al blog una receta de hummus que preparo de vez en cuando, aderezada con alguna especia extra. Pero todavía no os había traído la receta tradicional, la básica, la "auténtica" podríamos decir, aunque el hummus, dependiendo del país, la región y hasta la familia, luego puede variar mucho como vitéis en esa ocasión. Pues bien, aquí tenéis esa receta básica, para los más puristas que quieran hacerlo al estilo más tradicional y es que, aunque las variantes queda muy ricas también, como esta, en mi opinión, nada. Una muestra clara de que lo complicado o muy elaborado no tiene porqué ser mejor. Esta receta es "PERFECTA". No necesita más :)



       INGREDIENTES 
  • 200 gramos de garbanzos ya cocidos y escurridos
  • 90 gramos de tahini (pasta de sésamo)
  • 1 y 1/2 cucharadas de zumo de limón
  • 35-40 ml de agua muy fría o hielo
  • 1 diente de ajo
  • sal al gusto
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio



        
        PREPARACIÓN 


- Tanto si los garbanzos son de bote como si los hemos cocido nosotros, lo priemro que haremos es escurrirlos muy bien.






- A continuación, los ponemos en un procesador de alimentos y los trituramos.




- Seguidamente, añadimos el zumo de limón, la sal, el bicarbonato y el tahini y trituramos hasta obtener una pasta densa homogénea.





- Por último, añadimos el agua fría o el hielo (yo prefiero hielo) y batimos hasta obtener una textura muy cremosa, la propia del hummus. Es imprescindible para conseguir la textura ideal que el agua esté muy fría, por eso yo uso directamente hielo y queda genial.

- Ya está listo para servir. Si no lo vamos a servir en el momento, lo guardamos en la nevera tapado con papel de film y lo sacaremos de la misma 30 minutos antes de comerlo. Espolvoreamos un poco de pimentón o colocamos unas hojas de perejil o cilantro fresco para decorar. Ya veréis qué delicia!


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



jueves, 28 de diciembre de 2017

Bombones de chocolate y almendras


Ya pasó la Navidad pero seguimos en modo festivo camino del Año Nuevo, y por eso hoy os propongo otra opción dulce para los postres de estos días... y para cualquier época del año. Y es que los bombones siempre son bienvenidos, verdad? Estos de chocolate con almendras son relativamente sencillos (dentro de la dificultad que puede tener trabajar con chocolate, y en especial hacerlo en moldes, aunque ya veréis que no es para tanto) y quedan de lujo. De verdad, nada que envidiar a los comprados y encima con la satisfacción de hacerlos nosotros. Ya veréis qué ricos y qué bonitos quedan.



       INGREDIENTES (según cantidad de bombones que hagamos)
  • Chocolate negro (en mi caso sin azúcar añadido) para hacer la capa externa de los bombones (yo usé algo menos de una tableta)
  • Chocolate con leche (en mi caso sin azúcar) para el relleno (yo usé una tableta y media)
  • Almendra en cubitos para el relleno (yo puse un puñado a ojo)


        
        PREPARACIÓN 
- Derretimos el chocolate negro en el microondas, en la opción de descongelar para evitar que se queme el chocolate. Cada cierto tiempo removemos con una cuchara para ayudar a que derrita todo por igual. Cuando esté listo, llenamos los moldes para bombones e inmediatamente les damos la vuelta para que escurran el exceso. 




- Solo queremos recubra la superficie, no que rellene los huecos. Cuando tengamos todos los huecos rellenos y escurrido, metemos el molde en la nevera hasta que lo volvamos a necesitar.




- Ahora, derretimos el chocolate con leche. Igual que antes. También se puede hacer al baño maría, claro, pero así es más fácil y rápido y queda igual de bien. Cuando, el chocolate esté listo, añadimos las almendras y mezclamos todo bien.




- Rellenamos los huecos de los moldes y quitamos el exceso con una espátula. Como podéis ver el las fotos, el molde me quedó lleno de chocolate, aquello no tenía buena pinta, jeje, pero tranquilos si os pasa porque el resultado final es perfecto. 





- Lo que me sobró de la mezcla anterior lo puse en otro molde que tenía, de abetos de navidad, sin ningún tipo de cobertura. Así me quedaron dos tipos de bombones para ofrecer más variedad :)





- Por último, derretimos un poco más de chocolate negro y tapamos los huecos, cerramos el bombón. Metemos el molde a la nevera al menos 1 o 2 horas hasta que se enfríe y endurezca la mezcla. Después ya podemos desmoldar y servirlos o guardarlos en una lata donde duran mucho tiempo en un lugar fresco y seco. Ya veréis lo riquísimos que quedan. Para lucirnos estas fiestas y todo el año.


Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



domingo, 24 de diciembre de 2017

Buttergebackenes - Galletas de mantequilla alemanas para Navidad y Felices Fiestas!


Hoy antes de nada, quiero felicitaros a todos los que estáis ahí la Navidad. Los que me seguís, los que me leéis, frecuente o esporadicamente. A todos, los que desde hace más de tres años habéis contribuido a que este blog crezca y siga adelante. A todos, gracias y muy feliz Navidad! Espero que lo celebréis por todo lo alto con quienes más queréis. Yo, en el momento en que leáis esto estaré en Sevilla, celebrando con mi marido y su familia. Como os he comentado en anteriores ocasiones, son alemanes y por ello celebraremos la Navidad a su manera. Lo más tradicional en Alemania, lo que se celebra más que nada, es la Nochebuena, Weihnachten. Y eso haremos. Primero vendrá Christkind y dejará un montón de regalos, y luego cenaremos por todo lo alto las delicias que prepara mi suegra. Y de postre, como no puede ser de otra manera, tocan Weihnachtspläzten, galletas de Navidad, muy variadas y todas ellas preciosas y deliciosas. Mi suegra es una verdadera maestra. Las prepara que parecen de pastelería. Este año, como ya os comenté, me pasó algunas recetas y hoy, Nochebuena, no quería dejar de traeros otra variante que estará en nuestra mesa seguro. Se llaman Buttergebackenes, galletas de mantequilla. Y son deliciosas.  No se pueden describir, hay que probarlas. Una masa perfecta con un toque de limón y de canela. Para celebrar la Navidad con la familia como se merece. Feliz Navidad!
Para 50 galletas:



       INGREDIENTES 
  • 170 gramos de azúcar (en mi caso edulcorante equivalente en igual cantidad: eritritol)
  • 170 gramos de mantequilla
  • 1 huevo XL
  • Ralladura de medio limón
  • 5 gramos de canela
  • 290 gramos de harina
  • 1 pizca de bicarbonato de sodio


        
        PREPARACIÓN 




- Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.





- Añadimos el huevo y la ralladura de limón, y seguimos batiendo.





- En otro bol mezclamos la harina con el bicarbonato y la canela y, tamizando, añadimos a la mezcla anterior. Amasamos hasta obtener una masa firme y homogénea y hacemos una bola.




- Sobre una superficie lisa y empolvada con un poco de harina, alisamos la masa con un rodillo.




- Cortamos las galletas con las formas navideñas que nos gusten.




- Colocamos las galletas sobre una fuente de horno forrada de papel vegetal.



- Pintamos las galletas con yema de huevo y horneamos en el horno ya caliente a 175º C unos 15 minutos, en que estarán cocidas y doradas. Lasa sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.


- Ya veréis que riquísimas quedan. Como digo, una masa perfecta. Crujientes por fuera y tiernas por dentro y con un sabor delicioso. Fantásticas!


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



viernes, 22 de diciembre de 2017

Haselnüßschnitten - Galletas navideñas de avellanas y almendras


Hoy os traigo unas galletas navideñas alemanas que son muy especiales para mí porque son las primeras que hago con una receta de mi suegra Ulla. Ella es alemana y desde muy pequeña, todas las navidades horneaban en su casa Weihnachtsplätzen, galletas de Navidad. Es una de las tradiciones más arraigadas en Alemania, preparar las galletas navideñas caseras. Son el dulce principal de las fiestas, las hay muy variadas y cada familia tiene también sus propias recetas o trucos. Es una tradición preciosa. La familia se reune y hornea galletitas. Los niños lo pasan genial y las recetas pasan de generación en generación. MI suegra las prepara todos los años con las nietas. Nosotros estamos lejos y cuando llegamos en para celebrar la Nochebuena (Weihnachten), ya están preparadas. Como digo, mi suegra prepara muchos tipos diferentes y le quedan increíbles. Preciosas y deliciosas. Yo tenía muchas ganas de preparar alguna y adaptarla para mí, sin azúcar. De su cuaderno de recetas, me envió varias y estas de hoy son las primeras que he hecho. Me ha encantado prepararlas. Solo espero poder hacerlas con ella, juntas en su cocina o en la mía, algún día. Va por tí, Mutti. Frohe Weihnachten!



       INGREDIENTES 
  • 375 gramos de almendra molida
  • 375 gramos de avellana molida
  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar (yo puse edulcorante equivalente en igual cantidad: eritritol)
Para el glaseado (las cantidades son las que puse con cada uno de los colorantes):
  • 100 gramos de azúcar glass (yo puse el edulcorante equivalente)
  • Zumo de 1/4 de limón
  • 2 o 3 cucharadas de agua templada (o la que "pida" para obtener la consistencia deseada)
  • Unas gotas de colorante. Yo puse rojo, amarillo y verde (este último lo obtuve mezclando azul y amarillo)


        
        PREPARACIÓN 


- Batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y espumosa.






- Añadimos la almendra y avellana molidas y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.




- Hacemos una bola y la ponemos sobre una superficie de amasar.




- Estiramos la masa con un rodillo hasta obtener un grosor de entre o,5 y 1 cm.



- Cortamos las galletitas con los moldes que nos gusten. Yo usé unos pequeñitos con diversas formas navideñas. Estas galletas suelen ser pequeñitas. Como de un bocado. Tipo pastitas, no galletas grandes.



- Cuando tengamos las galletas listas las colocamos sobre una bandeja de horno forrada de papel vegetal y metemos al horno ya caliente a 130º C hasta que queden doradas a nuestro gusto, unos 20 minutos. 



- Cuando estén listas las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.




- Cuando se hayan enfriado del todo, preparamos el glaseado, mezclando todos los ingredientes para el mismo y añadiendo unas gotas del colorante deseado. Las cantidades que os he puesto en la lista de ingredientes son la que use para cada color. El glaseado debe quedar fluido para que podamos extenderlo bien.


- Vamos decorando las galletas. Cuando las tengamos todas las dejamos secar hasta que el glaseado esté duro y totalmente seco. Si os fijáis, el glaseado, que quedó perfecto nada más ponerlo, ha quedado algo blanquecino. Esto es por el edulcorante. Con azúcar no os pasará. En cualquier caso quedaron deliciosas, que es lo importante. Yo hice la mitad de cantidad de la que os pongo en los ingredientes y salieron muchísimas. En una lata se guardan estupendamente para que duren todas las Navidades... o no, jeje. 

- No dejéis de probarlas, están buenísimas. Y quedan tan bonitas que no van a pasar inadvertidas. Son un éxito asegurado.


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



jueves, 21 de diciembre de 2017

Patatas salteadas con hierbas


A mi marido le gustan mucho las patatas y las pongo a menudo para comer, sobre todo de guarnición. Para no repetirme, intento pensar en nuevas formas de prepararlas, pero claro, a veces con las prisas no es fácil. Con la receta de hoy sí lo es porque además de quedar geniales, es que es muy fácil y rápida de preparar. Así, hasta en los momento de mayor urgencia podemos hacer una guarnición deliciosa y sana. De hecho, creo que es ideal para acompañar algunos de los platos, sobre todos los de carne, que seguro prepararemos estas fiestas. Pues eso, una guarnición fácil, que nos ayudará mucho en estos días de tanto ajetreo y para cualquier día del año. Ya veréis qué ricas quedan!



       INGREDIENTES 
  • 2 patatas medianas (o las necesarias según número de comensales)
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Hierbas frescas variadas. Yo puse tomillo y perejil



        
        PREPARACIÓN 

- Lavamos y pelamos las patatas. Las cortamos en trozos de tamaño mediano y las metemos 4 minutos al microondas. Si hacéis muchas necesitaréis algo más de tiempo. Por otro lado, quizás será mejor, que las hagáis en varias veces. No las queremos muy blandas, para que no se rompan luego en la sartén. Perfectamente hechas pero "al dente", no muy blandas.



- Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén o wok y echamos las patatas. Salamos al gusto y espolvoreamos las hierbas picadas. Vamos salteando, es decir, moviendo las patatas frecuentemente, para que se doren por todos los lados. Un par o tres minutos, o hasta que estén doradas al nuestro gusto.



- Cuando estén listas, las colocamos en una fuente o cuenco y las servimos inmediatamente. Ya veréis qué ricas quedan. Tiernas por dentro y crujientes por fuera. Parecidas a las patatas fritas pero menos grasientas y con más sabor tostado. Y con el aroma de las hierbas... uff! Buenísimas!

Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina