jueves, 14 de septiembre de 2017

Pinchitos caprese


Para un picoteo rápido, fácil y sano nada mejor que estos pinchitos caprese que os traigo hoy. Se hacen en un santiamén, son muy aromáticos y aún más sabrosos, ligeros y muy lucidos. Los preparé para el aperitivo del cumpleaños de mi marido y no sobró ni uno. hasta mis sobrinas pequeñas dieron buena cuenta de ellos :) y es que existen pocas combinaciones comparables a la de tomate, mozzarella y albahaca. No se necesita nada más o, como mucho, un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra. Y es que no nada como la dieta mediterránea, verdad? :)



       INGREDIENTES 
  • 1 caja de tomates cherry
  • 1 paquete de bolitas de mozzarella pequeñas
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Opcional: Un buen aceite de oliva virgen extra


        
        PREPARACIÓN 



- Lavamos los tomates y los cortamos en mitades.







- Lavamos las hojas de albahaca y las secamos bien con papel de cocina. 




- Para montar los pinchitos necesitaremos unos palitos como los de brocheta pero algo más cortos. Pinchamos primero una mitad de tomate. Añadimos luego un trozo o una hoja entera de albahaca, según el tamaño. Luego una bolita de mozzarella. Terminaremos con otra hojita de albahaca y otra mitad de tomate. 



- Antes de servir, de manera opcional, podemos añadir un chorrito de aceite de oliva. Como más os guste. Como veis se hacen en un periquete y no pueden quedar más ricos. Ideales par aun aperitivo de diez! 






Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



miércoles, 13 de septiembre de 2017

Tondarelli con salsa de setas - cocinando con pasta fresca


Nunca antes había cocinado con pasta fresca. La diferencia, durante el proceso, no es grande salvo en el tiempo de cocción pero si se nota en en el resultado final. Me ha encantado esta nueva experiencia y es que, mi hermano estuvo hace poco en Italia y me trajo una bolsa enorme de tondarelli (o espaguetis gordos) frescos para que los probara. Quise aprovecharlos bien y no hacer cualquier receta y preparé una salsa de setas para acompañarlos. Quedaron de locura, así sin más :)



       INGREDIENTES (cantidad según número de comensales)
  • Tondarelli frescos
  • 1 bolsa de setas deshidratadas
  • 1 diente de ajo
  • 2 o 3 cucharadas de queso rallado tipo parmesano
  • 1 o 2 vasitos de leche
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Perejil (opcional)
  • Aceite de oliva


        
        PREPARACIÓN 

- Vamos a preparar primero la salsa de setas. Para ello, dejamos en remojo las setas durante unos 5-10 minutos, o el tiempo que indique en la bolsa. Cuando estén listas, las escurrimos muy bien.



- A continuación, ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos el ajo picado.




- Añadimos las setas, bien escurridas, y rehogamos. Dejamos hacer unos minutos. Seguidamente añadimos el queso y luego la leche. Podemos añadir un poquito de pimienta y perejil si nos apetece. Dejamos cocer unos diez minutos, hasta que se consuma parte del líquido.


- Dejamos reposar un poco y cuando no esté demasiado caliente, trituramos la salsa con la batidora. Como veis no he añadido sal porque las setas ya son bastante sabrosas y el queso también. Podéis probar en este punto y corregir al gusto.




- Ahora cocemos la pasta. Al ser fresca, necesita menos tiempo. Como la mitad, o un poco más. Lo mejor es ir mirando. Yo la tuve como 5-6 minutos. cuando esté lista, la colamos y pasamos por el chorro de agua fría. La servimos en un plato y añadimos la salsa por encima. 


- Ya veréis qué delicia! Vais a rebañar el plato :)



Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



martes, 12 de septiembre de 2017

Calamares a la andaluza (sin gluten!)


Uno de los grandes manjares de la cocina andaluza, y de la española en general, es la fritura de pescado. Por desgracia, con esto de la celiaquía mucha gente se la pierde... o mejor dicho se la perdía, ya que ahora tenemos una solución estupenda que además queda genial. Ni más ni menos que la harina de garbanzos! No hace mucho que he empezado a usar este tipo de harina y estoy encantada. Yo no tengo problema con el gluten pero me apetecía probarla porque había oído por ahí que queda fenomenal, en concreto en las frituras. Así que me animé a probar y he de deciros que ha sido un éxito tremendo. No os hacéis idea de lo bien que queda. Super crujiente y aún más deliciosa. Estoy super contenta y deseando probar más platos con este tipo de harina, que además viene genial también para el tema de los carbohidratos porque tiene muchos menos que la harina de trigo convencional. Un acierto seguro que no puedo dejar de recomendaros. 



       INGREDIENTES (cantidad según número de comensales)
  • 300 gramos de anillas de calamar
  • Harina de garbanzos
  • Sal
  • Aceite para freír
  • 1 limón


        
        PREPARACIÓN 



- Escurrimos muy bien las anillas de calamar y las salamos al gusto. 





- Las pasamos por la harina. Queremos obtener una capa crujiente, nada más. No queremos que se enmascare el sabor del calamar, que es el protagonista del plato no el rebozado, así que tras pasar por harina los agitamos un poco para retirar el exceso de la misma.



- Cuando el aceite de la freidora esté caliente a la temperatura adecuada, añadimos las anillas rebozadas. Es mejor no echar muchas de golpe, para que no se peguen y se estropee la fritura. Según el tamaño de la freidora (también las podéis hacer en una sartén si no tenéis, obviamente) añadiremos más o menos de una vez.



- Las vamos vigilando y tras unos minutos, cuando veamos que tienen el dorado adecuado a nuestro gusto (este tipo de harina les da un color especialmente bonito y apetitoso) las sacamos y las colocamos sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y nos quede así una fritura crujiente y ligera, no muy grasienta.


- Por último, las colocamos en la bandeja de servir y añadimos un apretando un limón, añadimos un chorrito del jugo por encima para dar el toque final, para que queden perfectas. Ya veréis qué auténtica delicia!



Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



sábado, 9 de septiembre de 2017

Tarta de hojaldre con crema y frutas del bosque


En verano tenemos bastantes cumpleaños en la familia. Uno de los más importantes es el de mi madre, que para eso es mi madre! :) Este año quería prepararle una tarta especial. Algo que le fuera a gustar mucho. Al final me decidí por una tarta de hojaldre con crema y frutas, que siempre nos apetece. Y no nos gustó, nos encantó. En serio, está mal que yo lo diga pero creo que es de las tartas más ricas, si no la más rica, de todas las que he hecho hasta el momento. Eso me dijeron todos los que estaban en la celebración. En su punto de dulzor (con edulcorante!), las frutas idóneas (frutos del bosque) y el hojaldre crujiente. Una de las tartas más sencillas de preparar de las que tengo en mi recetario y de un sabor maravilloso. Ya me están pidiendo que la repita... y con razón! Un auténtico manjar :)



       INGREDIENTES (cantidad según número de comensales)
  • 1 plancha de hojaldre
  • Mezcla de frutos del bosque: arándanos, frambuesas y moras (los suficientes para cubrir la tarta)
  • 500 ml de leche (yo la puse semidesnatada)
  • 1 vaina de vainilla
  • 4 yemas de huevo 
  • 120 gramos de azúcar (en mi caso edulcorante Sukrin en igual cantidad)
  • 40 gramos de maizena
  • Azúcar glass para decorar (en mi caso un edulcorante equivalente)


        
        PREPARACIÓN 



- En un cazo ponemos al fuego la leche con las semillas de la vaina de vainilla. Cuando empiece a hervir lo retiramos y lo dejamos tapado. Reservamos. 





- En otro cazo ponemos las yemas, el azúcar y la maizena, y mezclamos hasta que quede homogéneo.

- Colamos la leche para evitar la mayor parte de las semillas de la vainilla y la vertemos sobre la mezcla de huevo sin parar de remover para que no se cuajen las yemas. Ponemos al fuego y seguimos removiendo hasta que la mezcle espese y tengamos la crema pastelera lista. 




- La ponemos entonces en un bol y la tapamos con film transparente, tocando la mezcla para evitar que salga costra. Dejamos enfriar.



- Mientras tanto, preparamos la plancha de hojaldre. Para ello, cortamos la forma que queramos, en mi caso un rectángulo, y unas tiras que colocaremos sobre los bordes. Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba al hornear (salvo los bordes). A continuación pintamos los bordes con huevo para que queden dorados. 




- Horneamos en el horno ya caliente a 200ºC unos 10-15 minutos, hasta que los bordes suban y queden dorados a nuestro gusto. Sacamos del horno y dejamos enfriar.




- Cuando crema pastelera y hojaldre estén totalmente fríos, pasamos a rellenar el último con la crema.





- Seguidamente colocamos las frutas (previamente lavadas y secadas) de la manera que más nos guste y metemos en la nevera.



- 5 o 10 minutos antes de servir sacamos la tarta par aque no esté demasiado fría y espolvoreamos azúcar glass por encima para decorar. Ya solo falta soplar la velas y a comer! Ya veréis qué delicia de tarta.Y qué fácil! Una verdadera joya :)



Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina