jueves, 30 de abril de 2015

Puré de berenjena quemada y yogur - Patlıcan Ezmesi


También llamado Patlıcan salatası en turco (ensalada de berenjena), éste es un  meze o aperitivo clásico en Turquía y muchos países de Oriente Medio. Es sencillísimo y absolutamente delicioso. La clave está en tostar o quemar la berenjena para que adquiera un sabor ahumado. Queda fantástica. Mezclada con el yogur y el ajo, el sabor es superior y la textura cremosa ideal. Perfecta para un aperitivo y también como guarnición para acompañar a numerosos platos de carne y pescado.
Vamos con la receta: las cantidades son aproximadas, va un poco al gusto.


       INGREDIENTES 
  • 2 berenjenas
  • 2 o 3 cucharadas de yogur griego (yo lo puse 0%)
  • 1 diente de ajo
  • Un puñado no muy grande, unas hojitas, de perejil o cilantro frescos al gusto.
  • Un chorrito de zumo de limón (opcional)
  • Un chorrito de aceite (opcional)
  • Sal
  • Pimienta negra molida (opcional)
  • Granada para la decoración final, o hierbas, aceitunas, etc...



        PREPARACIÓN 


Normalmente se suele hacer quemando las berenjenas en el hornillo de las cocina, que es como mejor quedan, como adquieren un sabor más marcado. Si no tenéis, como yo que tengo vitrocerámica, las podéis preparar fácilmente en el horno, poniéndolas bajo el grill para tostarlas más o asándolas normalmente. La ventaja del horno es que el lío montado en la cocina es menor. Es mucho más limpio y fácil. Eso sí, en cualquier caso no os olvidéis de hacer unos cortes en la piel para que no exploten, pues entonces sí que se armaría una gorda, jeje. (Y por supuesto, si podéis asarlas-quemarlas en la barbacoa será con diferencia lo mejor de lo mejor, aunque tanto no exijo :D ).

- Pues bueno, ponemos las berenjenas en el horno, en mi caso, y las asamos debajo del grill, moviéndolas de vez en cuando para que se hagan por todos lados, hasta que la piel esté oscura, casi quemada (o sin casi), y la carne bien tierna.




- Cuando estén listas, las sacamos y las dejamos enfriar lo suficiente para poder manejarlas con las manos sin quemarnos.






- Cuando estén frías, las pelamos y las ponemos a escurrir en un colador para que suelten la mayor cantidad posible de líquido. Las podemos presionar con una cuchara o las manos para que salga más, aunque también disminuirá más el volumen. Una vez escurridas las troceamos o picamos. También podemos trocearlas o picarlas primero y escurrirlas después. 



- En un bol ponemos las berenjenas ya listas junto con el yogur, el ajo prensado, el zumo de limón, aceite (opcional) y el perejil, o cilantro en su defecto (si lo preferís, también podéis dejar el perejil para adornar al final, encima del puré, en lugar de mezclarlo). Mezclamos bien. Salpimentamos al gusto y volvemos a mezclar muy bien, machacando un poco más para dar más consistencia de puré. Si queréis también podéis pasar la mezcla por la batidora, para hacerla totalmente crema, aunque normalmente se deja una textura algo grosera, con tropezones de berenjena. A mí me gusta más.
Por último decoramos con el perejil, si no lo echamos antes, alguna otra hierba y granos de granada. También queda muy bien con olivas negras.

- Un plato sorprendente y delicioso, que queda de maravilla con carne y con pescado, y por supuesto como aperitivo con un buen pan. Ummmm!!!! Riquísimo!

Afiyet Olsun!


Qué lo disfrutéis! ;)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


martes, 28 de abril de 2015

Pan integral con semillas de calabaza, muy rápido - sin amasado


Creo que no hay nada, nada!, más rico en el mundo que el pan casero. Siempre voy justa de tiempo y además es algo que en general me da mucho respeto, y por eso al final nunca lo hago. Hacer pan, buen pan, siempre me ha parecido complicado. Es un arte y requiere técnica y esfuerzo. O eso pensaba hasta que di con éste que os traigo hoy y que ha hecho que se me quite el miedo de una vez por todas. Me decidí y he quedado tan encantada que a partir de ahora yo hago el pan! :) Es rápido y muy fácil. Imposible que no salga bueno. Bueno, buenísimo! Sin amasado, mezclando los ingredientes y poco más. Una maravilla al alcance de cualquiera.
(Hice dos, uno con las cantidades que os pongo en la receta y otro, más pequeño, con la mitad. Las fotos son una mezcla de los dos).



       INGREDIENTES 
  • 4 tazas de harina de trigo (tazas de las de 100ml. 400 ml)
  • 2 tazas (200 ml) de harina integral
  • 1 taza de semillas de calabaza
  • 1 y 3/4 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas (colmadas de levadura seca de panadería)
  • 3 - 3,5 tazas de agua tibia, calentita (según cómo de colmadas pongáis las tazas de harina. Un poco a ojo, lo que pida)



        PREPARACIÓN 




- En un bol mezclamos todos los ingredientes secos.






- Seguidamente añadimos el agua tibia y mezclamos bien. Si tenéis unas varillas amasadoras, facilitan mucho la tarea. Nos quedará una masa pegajosa.







- Tapamos con papel film y dejamos reposar una hora (al menos. Más tiempo no importa pero no menos) para que suba la masa.





- Pasado el tiempo, ponemos la masa sobre una superficie enharinada y volteamos para que toda la masa se cubra de harina.



- Hacemos una bola y metemos en la cacerola pyrex o cualquiera apta para horno y con tapa. Yo puse papel vegetal, pero también podéis pintar la cazuela con un poco de aceite. Como prefiráis. Hacemos unos cortes sobre la superficie, con un cuchillo. Tapamos y metemos al horno precalentado a 230º C durante unos 30 minutos. Pasado el tiempo destapamos y dejamos 5 minutos más.




- Cuando el pan esté listo, pasado el tiempo, lo sacamos del horno y lo dejamos unos 10 o 15 minutos más dentro de la cazuela.




- Ya veréis que pan tan estupendo. Como veis es super fácil, no puede salir mal, y queda de vicio. Además aguanta bastante tiempo y también se congela bien. Ideal! Animaos ya a preparar vuestro propio pan casero. Nunca había sido tan fácil! :)




Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


lunes, 27 de abril de 2015

Ensalada turca del pastor - Çoban Salatası



Sigo con mi nueva afición turca :) y os traigo esta tradicional ensalada, sencilla y muy fresca, que se usa normalmente para acompañar los meze, (los aperitivos) y también muchos platos principales. Sana, ligera y riquísima, con el aderezo de sumac queda irresistible.



       INGREDIENTES 
  • 2 o 3 tomates
  •  Medio pepino de los largos, (o uno entero de los cortos, los típicos en España)
  • Media cebolla morada o cebolleta
  • Un buen puñado de perejil fresco
  • Medio pimiento verde (opcional. Yo esta vez no lo puse)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • 1 cucharada de sumac (opcional, pero totalmente recomendable. Lo que, para mí, marca la diferencia)
  • Sal
  • Pimienta negra molida



        PREPARACIÓN 


- Esta ensalada se prepara en un periquete. Cortamos en daditos el tomate y el pepino, y p
icamos la cebolla y el perejil.







- Mezclamos en un bol, aliñamos y salpimentamos al gusto. Qué rica y fresca! Ideal como acompañamiento.




Afiyet olsun!



Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


jueves, 23 de abril de 2015

Menemen - Huevos revueltos turcos, con salsa de yogur al ajo


Recientemente estuve en Turquía y, entre otras muchas cosas, me enamoré de su gastronomía, que va muuuucho más allá del tan conocido kebab. Menemen, es el equivalente turco a los huevos revueltos, a los que se les añade tomate y pimiento, especias, queso feta...  Es un plato típico del desayuno, aunque también queda ideal para una comida o cena ligeras. Se suele acompañar de salsa de yogur al ajo y pan. En esta ocasión no pudo ser turco, pero todo se andará para la próxima :) Un plato que queda realmente delicioso, sano y sencillo de preparar, con ingredientes habituales. No se puede pedir más!
Para 2:


       INGREDIENTES 
  • 5 huevos M/L o 4 XL
  • 2 o 3 tomates maduros y jugosos
  • 1 pimiento verde (yo puse  de tipo morrón. También podéis poner  de los alargados, picantes o no)
  • 1 cebolla
  • 60 gramos de queso tipo feta
  • Copos de chile o guindilla picante
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco para decorar

       Para la salsa de yogur:
  • 6 o 7 cucharadas de yogur griego o turco (denso). Yo lo puse 0%
  • 2 dientes de ajo
  • Sal 
  • Pimienta negra molida
  • Copos de chile o guindilla picante
  • Eneldo fresco



        PREPARACIÓN 

- Lo primero que haremos es preparar la salsa de yogur. Es tan sencillo como poner el yogur en un bol. Añadir el ajo prensado (o picado muy fino), salpimentar al gusto y batir muy bien. 





- Espolvoreamos con un poco de eneldo y unos copos de guindilla picante por encima y refrigeramos hasta el momento de servir.






- A continuación, preparamos las verduras: picamos la cebolla en cuadrados pequeños, el pimiento en cuadrados solo algo más grandes, y rallamos el tomate (o lo troceamos también).





- Calentamos un poco de aceite en una sartén y ponemos a dorar la cebolla. 






- Cuando la cebolla esté lista, añadimos el pimiento y dejamos pochar un rato, removiendo de vez en cuando.





- Añadimos entonces el tomate rallado, unos copos de guindilla y salpimentamos, y dejamos cocinar a fuego medio, removiendo frecuentemente para que no se pegue. Tiene que quedar bien hecho y haberse consumido la mayor parte del jugo que suelta el tomate. Si nos pasamos y queda muy seco, añadimos un poco de agua.




- Mientras se hacen las verduras, batimos los huevos y añadimos el queso desmenuzado. Mezclamos bien.





- Cuando la mezcla de verduras esté lista, a nuestro gusto, añadimos la mezcla de huevos y queso (podéis poner también solo huevos, pero os recomiendo añadir el queso. Queda fantástico, mucho más cremoso y con un sabor estupendo) y vamos removiendo, igual que en cualquier otro revuelto, hasta que los huevos cuajen, a nuestro gusto, pero mejor no pasarse de cuajado, que estará más rico. 


- Decoramos con más copos de guindilla y un poco de perejil, y listo para comer. Servimos con la salsa de yogur y pan, tostado por ejemplo. Vais a alucinar con lo rico que está :) Buen provecho! Afiyet Olsun! 




Qué los disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


miércoles, 22 de abril de 2015

Ensalada de remolacha, naranja y olivas negras


"El ligero dulzor de la remolacha contrasta con la intensidad de la naranja y el salado de las aceitunas, creando un plato inusual y delicioso". Así describe el chef Ottolenghi esta ensalada en su libro "Plenty", y yo lo corroboro. Otra maravilla de ensalada y ya he perdido la cuenta :)
En la receta original se recomienda el uso de aceitunas secas y arrugadas, que han madurado durante más tiempo en el árbol y son algo más saladas y contundentes. Las típicas griegas o turcas, diríamos. Coincide que nos habíamos traído aceitunas de ese tipo de Turquía, de nuestro viaje de Semana Santa, y me han venido al pelo. Si no tenéis, unas normales también valdrán pero hay que reconocerlo, éstas quedan de escándalo! Buscadlas de este tipo si podéis. Hacedme caso, merece la pena!
Para 2 raciones generosas o 3:



       INGREDIENTES 
  • 400 gramos de remolacha ya pelada y asada o cocida
  • 2 naranjas dulces
  • 1 endivia roja (achicoria roja)
  • 40 gramos de olivas (aceitunas) negras arrugadas (las típicas turcas o griegas), deshuesadas.
  • 1/2 cebolla morada
  • Un buen puñado de perejil fresco (unas 2 o 3 cucharadas)
  • 3 cucharadas de aceite de colza o girasol
  • 1 y 1/2 cucharadas de vinagre de vino tinto o Jerez
  • 1 cucharada de agua de azahar (aroma de azahar)
  • Pimienta negra molida
  • Sal



        PREPARACIÓN 

- Empezamos preparando la remolacha, que es lo que lleva más tiempo. En la receta original, en el libro, se cuece durante 1 o 2 horas, pero yo preferí hacerla asada, que me daba más libertad y además me encanta. Así que la envolvemos en papel de aluminio y la metemos al horno precalentado a 200 - 210º C entre 60 y 90 minutos. Cuando pinchemos con un cuchillo y éste atraviese fácilmente la carne tierna, ya están listas. Las sacamos y las dejamos enfriar.

- Cuando se hayan enfriado las remolachas, las pelamos y las cortamos en gajos, si son las alargadas, las que yo tengo aquí, o el rodajas si son las redondas.


- Pelamos las naranjas y separamos los gajos, Si tenéis las remolachas redondas y las cortáis en rodajas, cortad también así las naranjas, para que quede más bonita la presentación. En  mi caso, como digo, tenía el otro tipo de remolacha así que lo hice todo elongado, dejé los gajos tal cual. 

- Deshuesamos las aceitunas con la ayuda de un cuchillo o con un deshuesador (se llama así?). Por fin tuve ocasión de estrenar otro de mis regalitos de Navidad :)


- Cortamos la endivia en tiras, la lavamos y escurrimos bien y la mezclamos en un bol con el perejil picado y la cebolla cortada en tiras finas. Colocamos la mezcla en una fuente.


- A continuación, colocamos por encima los gajos de remolacha.



- Seguidamente ponemos la naranja y las aceitunas. En un bol mezclamos los ingredientes para el aliño: aceite, vinagre, agua de azahar, sal y pimienta, y regamos con él la ensalada. 

- Lista para comer. Qué ensalada tan rica, con un interesante contraste de sabores, muchas vitaminas y un color precioso. Os va a encantar seguro! 




Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


lunes, 20 de abril de 2015

Ensalada de cebollas asadas, garbanzos y queso de cabra


Si os fijáis a la derecha, en la lista de etiquetas, he creado una para Ottolenghi. Y es que, para qué decir más, me encanta su cocina y en cuanto me descuido tengo tres o cuatro recetas suyas más en camino. Así que creo que se ha ganado de sobra una etiqueta en mi blog, jeje. De esta manera podréis encontrar de forma rápida todas sus creaciones, a cual más estupenda. Como la de hoy: una ensalada que encontré en The Guardian por casualidad y que nos ha vuelto completamente locos en casa. Vale que mi segundo nombre es "Frau Zwiebel" (señora cebolla) entre otras cosas, jeje, pero en serio, aunque no seáis tan enamorados de la cebolla como yo esta ensalada os va a encantar. Mira que me la esperaba rica, pero superó con creces mis expectativas. Es sencillamente maravillosa. No os la puedo describir con palabras, tendréis que probarla. No os vais a arrepentir, eso seguro :)
Hice la mitad de cantidad de la receta original, para 2 como plato único o 3 - 4 como guarnición:



       INGREDIENTES 
  • 500 gramos de cebollas chalotas
  • 350 gramos de cebollas moradas
  • 120 gramos de garbanzos cocidos (media lata)
  • 50 gramos de espinacas baby frescas
  • 65 - 70 gramos de queso de cabra tierno o de rulo, cremosos (yo puse del primero)
  • 1 diente de ajo
  • 8 gramos de orégano fresco
  • 45 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharada de za'atar
  • 1/4 cucharadita de comino en polvo
  • 10 gramos de semillas de calabaza
  • sal y pimienta al gusto



        PREPARACIÓN 


- Encendemos el horno a 200º C. Sobre una bandeja con papel vegetal ponemos las chalotas, sin pelar, y las metemos al horno durante 40 minutos o hasta que estén totalmente blandas y veamos que la piel se abre y la carne empieza a salir. Entonces, las sacaremos y las dejaremos enfriar lo suficiente para poder manejarlas con las manos sin quemarnos.


- Mientras se asan las chalotas, ponemos las cebollas moradas peladas y cortadas en rodajas gruesas en un bol, y las mezclamos bien con una cucharada de aceite, una pizca de sal y pimienta al gusto. Las disponemos sobre papel vegetal y las metemos al horno junto con las chalotas, cuando éstas lleven unos 20 minutos. Las dejamos hasta que estén tiernas y caramelizadas. 




- Cuando las cebollas moradas estén casi listas, espolvoreamos el orégano por encima y las dejamos 5 minutos más en el horno, antes de sacarlas. En mi caso tardaron unos 20 minutos, así que saqué todas las cebollas, las moradas y las chalotas a la vez.




- En una sartén ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva y doramos el ajo. A continuación, añadimos los garbanzos (previamente pasados por el grifo para lavar el líquido de conserva, y escurridos), el comino, el za'atar, una pizca de sal y pimienta al gusto, y salteamos hasta que los garbanzos estén dorados y crujientes, unos 5 minutos. Reservamos. 

- Cuando las chalotas estén suficientemente frías como para manejarlas con las manos, cortamos la parte de la base, presionamos con los dedos y vamos sacando la carne. Podemos dejarlas tal cual o cortarlas en tiras más bien gruesas. 


- En una sartén muy caliente tostamos ligeramente las semillas de calabaza. Reservamos.



- En un bol ponemos las chalotas ya peladas, las cebollas moradas y los garbanzos. 




- Añadimos las espinacas lavadas y bien escurridas, 1 (o 1 y 1/2) cucharada de aceite de oliva, otra de vinagre de manzana y media cucharadita de sal y mezclamos bien. Añadimos el queso desmenuzado.



- Movemos una vez más con cuidado y servimos en fuente. Espolvoreamos las semillas de calabaza y un poquito más de za'atar y lista! Queda una ensalada muy completa y absolutamente deliciosa. Para repetirla pronto seguro! :)


Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina