lunes, 30 de enero de 2017

Bacalo a la pimienta rosa


Hoy vuelvo con pescado, uno de mis favoritos: bacalao. Tenía una bolsa de pimienta rosa muerta de risa en la despensa y quería usarla... y así, sin más, salió esta receta. Original, fresca, ligera... Sin ninguna complicación, se hace en un momento y queda estupenda. Otra idea más para preparar bacalao que espero que os guste tanto como a mí.
Para 4 personas: 




       INGREDIENTES
  • 4 lomos de bacalao en su punto de sal
  • 3 o 4 patatas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de pimienta rosa
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 1 o 2 cucharaditas de jengibre (rallado o prensado)
  • Perejil seco molido al gusto
  • Sal al gusto



        PREPARACIÓN 


- Empezamos lavando y pelando las patatas.Las cortamos en rodajas y las hacemos unos 5 o 6 minutos en el microondas. Reservamos.





- En un mortero preparamos el aliño de pimienta rosa con el aceite, la pimienta, el zumo de limón, el perejil, el jengibre y la sal, mezclando o batiendo muy bien.






- En una fuente para horno colocamos las patatas.









- A continuación ponemos los lomos de bacalao por encima.








- Por último regamos con el aliño y metemos al horno ya caliente a 180ºC unos 10 minutos. 



- Pasado el tiempo, sacamos del horno y servimos inmediatamente. Ya veréis qué rico queda. Otro estupendo plato de pescado para deleitarnos a la hora de comer.



Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina





jueves, 26 de enero de 2017

Rape en salsa con patatas y gambas


Esta estupenda receta la hice durante las navidades y fue todo un éxito. Tenía muchas ganas de preparar un plato de rape y cuando encontré la cola congelada en el supermercado no lo dudé. Mirando algunas recetas, incluidas las del panfleto del super, y modificando a mi gusto acabé preparando un plato fantástico que seguro volveré a hacer muchas veces. Quedó sensacional. Otra receta más que añadir al recetario de pescado y marisco en una posición de honor. Con este plato tenéis el éxito asegurado!
Para 4 personas:




       INGREDIENTES
  • 1 cola de rape (las venden congeladas en el super. La de Aldi, la que yo preparé, sale deliciosa)
  • 500 gramos de tomate pelado y triturado (yo lo puse de lata, ya preparado)
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 o 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Comino molido (opcional)
  • Jengibre molido (opcional)
  • 2 cucaradas de perejil fresco
  • Un poco de agua
  • 4 patatas
  • 1 bolsa de gambas congeladas crudas (unos 500 gramos)



        PREPARACIÓN 




- Empezamos pochando la cebolla con un poco de aceite. Entonces añadimos el pimentón y removemos.




- Rápidamente, añadimos el tomate. Lo salpimentamos e incluimos el ajo machacado, el comino y el jengibre al gusto (como 1/2 o 1 cucharadita) y el perejil picado. Dejamos cociendo a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Si fuera, necesario, añadimos algo de agua. Cuando veamos que la salsa está lista, un poco a ojo, apagamos y reservamos.




- Mientras se hace la salsa, pelamos y cortamos unas patatas en trozos y las hacemos en el microondas. EL tiempo dependerá de la potencia del mismo. En mi caso, uno 4 - 6 minutos. Que no queden muy blandas para que luego no se nos deshagan. 





- Cortamos la cola de rape (descongelada la noche anterior) en cuatro trozos y los colocamos en una cacerola o sartén honda.






- A continuación, añadimos las patatas y las gambas (descongeladas).




- Añadimos la salsa por encima, tapamos y dejamos cocer a fuego bajo unos 10 minutos. Lo que necesite el pescado para hacerse. 


- Cuando esté listo, apagamos el fuego, dejamos reposar un par de minutos y servimos inmediatamente. Ya veréis que plato más rico y completo. De los que gustan de verdad!





Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



viernes, 20 de enero de 2017

Pan de Jengibre o Gingerbread de puré de manzana


Esta estupenda receta la saqué del blog Directo al Paladar, otro de esos imprescindibles que visito periódicamente en busca de buenas ideas. La autora de esta receta en concreto, Liliana, al igual que en su blog personal, pone muchas recetas de bizcochos y panes de tipo... cómo decirlo, "centro europeo" (?), quizás debido a su ascendencia Suiza. Son recetas que a mí me encantan y siempre que pruebo una es un éxito asegurado. Son recetas con diferentes tipos de harina: integrales, de centeno, de espelta... con melazas, azúcar moreno, frutas y frutos secos, semillas... Recetas deliciosas y en general saludables. En esta ocasión, se trata de un pan de jengibre o gingerbread tan típico de los países germanos, de Gran Bretaña y también Francia. Un bizcocho lleno de sabor que deja un aroma fabuloso en toda la casa. El de hoy, además, aligerado gracias al puré de manzana, que además le da una esponjosidad fabulosa. Una maravilla de bizcocho que si probáis querréis repetir una y otra vez, os lo aseguro. Esa ha sido al menos mi experiencia. Se ha ganado un lugar de honor en mi cuaderno de recetas y en mi cocina.



       INGREDIENTES
  • 220 gramos de puré de manzana (sin azúcar añadido)
  • 2 huevos L
  • 55 gramos de azúcar moreno o edulcorante equivalente (yo Sukrin) (50 gramos en la receta original)
  • 65 ml de aceite de girasol
  • 100 ml de melaza (yo un equivalente sin azúcar. Probablemente menos dulce. Por eso añadí algo más de azúcar)
  • 70 gramos de harina integral de centeno
  • 100 gramos de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 y 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • almendra picada para decorar



        PREPARACIÓN 


- Con las varillas  batimos muy bien en un bol el puré de manzana, los huevos, el azúcar y la melaza, hasta obtener una mezcla homogénea.






- En otro bol mezclamos las harinas, la sal, las especias y el bicarbonato.






- Hacemos un hueco en medio y añadimos la mezcla húmeda. Mezclamos con movimientos suaves hasta obtener una masa sin grumos. Podemos usar la batidora si lo necesitamos.




- Llenamos un molde cuadrado, de unos 20 x 30 cm, forrado previamente con papel vgetal (y/o engrasado). Espolvoreamos las almendras por encima, y horneamos a 175º C en el horno precalentado, durante 42-45 minutos hasta que esté bien dorado y hecho. Para comprobar si está hecho, pincharemos en el centro con un palillo. Si sale limpio, ya está listo. Es importante no pasarse de tiempo, para que quede muy jugoso. Vigilad, ya que la tener un color tan oscuro, no es fácil darse cuenta de cuándo la masa está ya dorada.


- Una vez fuera del horno, dejar enfriar un poco, desmoldar y reposar sobre una rejilla hasta enfriar del todo. Está aún más rico si lo dejamos reposar hasta el día siguiente. Al ser un bizcocho húmedo lo guardaremos en la nevera si lo conservamos más de 24 horas. También podemos congelarlo. Es un bizcocho estupendo, ideal para desayunar o tomar con una buena taza de té. No dejéis de probarlo. Os cautivará. Está riquísimo!



Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



martes, 17 de enero de 2017

Alubias blancas estofadas a mi manera


Con este frío que nos ha traído el nuevo año lo que apetecen son comidas calientes y reconfortantes. Yo hoy os propongo unas deliciosas alubias blancas estofadas que se hacen en un periquete y quedan divinas. Las improvisé en un momento con lo que tenía a mano, apenas tardé cinco minutos, y ya estoy pensando cuándo repetirlas. Estupendas.



       INGREDIENTES
  • 1 bote de alubias blancas cocidas
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 cucharadas de sofrito de tomate
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/4 o 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva
  • Agua



        PREPARACIÓN 




- Colamos las alubias y las lavamos con agua para escurrir bien todo el líquido de conserva. Reservamos.





- En una cazuela calentamos un poco de aceite y ponemos a dorar la cebolla picada.





- Cuando la cebolla empiece a tomar color añadimos el puerro cortado en rodajas finas.






- Cuando esté todo pochado, añadimos el sofrito de tomate, las especias y sal al gusto. Mezclamos bien.







- A continuación añadimos las alubias y mezclamos.







- Cubrimos con agua, lo justo para tapar las alubias y damos un hervor. Removemos y listas. Ya tenemos nuestro plato listo para comer. Con su puerro, que queda tan bien, y el toque siempre maravilloso de las especias. Ummmm! Qué rico! 



Qué las disfrutéis! :)



Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



domingo, 15 de enero de 2017

Saltimbocca alla romana - Cocinas del Mundo: Italy


Hoy es tercer domingo de mes, lo que significa que tenemos una cita con l@s compañer@s de Cocinas del Mundo para darnos una vuelta culinaria por el globo. Este mes de enero nos tocaba una letra que a priori podría parecer algo complicada, la "Y", pero Margarita se puso manos a la obra y decidió llevarnos hasta "Italy", destino más que querido por los amantes de la buena cocina. Yo tuve mi receta clara desde un principio pero por problemas para encontrar uno de los ingredientes llegué a preparar otra receta, que publicaré pronto. Y es que, señor@s, lo poco que se lleva la salvia por estos lares! Lo que me costó encontrarla! Desde luego no en ningún supermercado. Ni on-line. Nada que no fuera en forma seca, para infusiones. Al final conseguí encontrar la planta en un vivero y ahora tengo otra preciosa planta más en mi terraza y salvia para rato, jeje. Estoy encantada :)



Con los saltimbocca alla romana lo tuve claro: es una receta sencilla, con pocos ingredientes, uno de los platos más típicos de la cocina romana y que queda realmente sabroso. Las últimas veces que he estado en un restaurante italiano los he pedido y reconozco que me tienen enamorada. La salvia da un toque aromático maravilloso y diferente a otros quizás más conocidos como son los de la albahaca, el orégano o el tomillo, por ejemplo. Creo que es hora de utilizar más esta planta en nuestra cocina española. Los italianos la usan mucho, en numerosos platos, y queda sensacional. 
Como plato único acompañado de guisantes, zanahorias y patatas, o después de un primero de pasta, los saltimbocca gustarán a todos seguro. La cocina italiana es mucho más que pasta y pizza, y este plato es un ejemplo de ello. Os van a encantar!
Para 2 o 3:



       INGREDIENTES
  • 4 filetes de ternera finos, como para empanar (unos 300-400 gramos)
  • 8 lonchas de jamón (Prosciutto). Tipo jamón de Parma o Serrano
  • 8 hojas de salvia fresca
  • 200 mililitros de vino blanco (un vino bueno mejor)
  • 50 gramos de mantequilla
  • Sal y pimienta negra al gusto


        PREPARACIÓN 

- Limpiamos los restos de grasa o cartílago que puedan tener los filetes. Los envolvemos en papel de horno y los golpeamos con un mazo de carne, o una espátula de madera en su defecto, para ablandar la carne.





- A continuación colocamos una loncha de jamón encima de cada filete, cubriendo la mayor parte de superficie posible.





- Con la ayuda de un palillo de madera, colocamos dos hojas de salvia en cada filete. Cortamos cada filete por la mitad de manera que obtengamos dos, cada uno con una hoja de salvia encima. Tendremos en total ocho saltimbocca.


- Derretimos la mitad de la mantequilla en una sartén grande. Cuando esté bien caliente colocamos cuatro saltimbocca y doramos a fuego fuerte. 1 o 2 minutos por cada lado.

- A continuación añadimos la mitad del vino blanco, y dejamos cocer hasta que se evapore todo el vino. Unos 5 minutos.


- Añadimos sal y pimienta al gusto (yo no puse sal. Con el jamón queda suficientemente salado) y retiramos del fuego. Colocamos sobre una fuente y regamos con los restos de jugo que queden en la sartén. Realizamos la misma operación con los otros cuatro saltimbocca y la mantequilla y el vino restantes. Servimos inmediatamente para que no se enfríen.


- Ya veréis que jugosos y sabrosos quedan. A que no pensábais que pudieran ser tan fáciles?! Pues sí! Esta es la receta original. En la actualidad hay quien los reboza en harina y añade otros ingredientes, pero esta es la receta tradicional. Es importante usar buena materia prima, en la carne, el vino... al contar con pocos ingredientes, la calidad se debe notar más. Por lo demás, no hay casi misterio. Es posible hacer unos deliciosos saltimbocca típicos romanos en nuestra propia casa! No os los perdáis... y buon appetito!



Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



sábado, 14 de enero de 2017

Cake de almendras y requesón con frambuesas



Ahora que la ola de frío por fin se ha establecido y parece que nos acompañará un tiempo, apetecen tardes de sofá y manta con un buen libro y una taza de café o té caliente para reconfortarnos. Y qué mejor que acompañarla con un buen pastel como el que os presento hoy. De almendras y requesón, adornado con frambuesas, es muy suave y se deshace en la boca. Es para comer con cuchara o tenedor, de consistencia pastosa o húmeda, como los cakes, vaya! El acompañamiento de las frambuesas por encima le da un toque fresco y dulce, con una pizca de acidez, y junto con el crujiente de las almendras es ideal para terminar de deleitarnos. Realmente delicioso.
(Receta ligeramente modificada del blog de Eryn).




       INGREDIENTES
  • 200 gramos de almendra molida
  • 250 gramos de requesón
  • 12o gramos de azúcar o edulcorante (yo eritritol de la marca Sukrin)
  • 3 huevos
  • 30 gramos de maizena
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de zumo de imón
  • 2 cucharadas de frambuesas
  • 2 cucharadas de almendras fileteadas



        PREPARACIÓN 



- Precalentamos el horno a 180ºC y mientras, en un bol, batimos con unas varillas los huevos y el azúcar hasta obtener una mezcla esponjosa y blanquecina.






- A continuación, añadimos la almendra y seguimos batiendo. 






- Seguidamente, incorporamos el requesón, el aceite, el sumo de limón, y la maizena. Y batimos hasta obtener una masa homogénea.







- Vertemos la mezcla en un molde adecuado previamente engrasado o forrado de papel vegetal. 





- Colocamos la mitad de las almendras fileteadas por encima. Añadimos después las frambuesas, y terminamos con el resto de las almendras. Horneamos 50-60 minutos. Pasados 35-40 minutos, tapamos el molde con papel de aluminio para que no se queme la superficie.


- Pasado el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar. Luego lo pasamos a una rejilla y dejamos que termine de enfriar del todo. Es mejor si lo dejamos reposar al menos una noche, o más. El cake estará mucho más rico. Lo conservaremos el la nevera. Espolvoreamos con azúcar glass antes de servir. Ya veréis qué delicia. Hacerme caso, os va a encantar!




Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina