martes, 28 de febrero de 2017

Juego de Blogueros 2.0: Carpaccio de fresas con azúcar de albahaca


Esta receta la saqué de mi última adquisición para la biblioteca gastronómica: "Persiana", un maravilloso libro de recetas de Oriente Medio del que andaba detrás hacía ya tiempo. Ya sabéis lo que me gusta este tipo de comida, y este libro ha sido aclamado por la crítica desde hace tiempo. Es lo que me esperaba y más. No veo la hora de ponerme a preparar todas sus recetas. Creo que no hay ni una sola que no me apetezca. Para empezar, me he decidido por este carpaccio de fresas, que es tan delicioso como sencillo. La combinación sorprendente de fresas y albahaca queda maravillosa. En mi caso, en lugar de azúcar utilicé edulcorante, quedando igualmente delicioso. Además, con esta receta participo por primera vez en el reto de Juego de Blogueros 2.0, que este mes eligió como ingrediente la fresa, y que me ha venido al pelo para preparar este postre. 
Aquí os dejo el resto de blogs amigos que participan en el reto y que seguro han preparado unos platos con esta deliciosa fruta tan maravillosos como el mío. No os perdáis ninguno!

Silvia K.: http://kuinetes.com/ 

Y ahora vamos con la receta! Ya veréis que rápida y fácil. Y lo mejor: sabe a gloria!



       INGREDIENTES 
  • 400 gramos de fresas
  • 1 y 1/2 cucharadas de azúcar (en mi caso edulcorante Sukrin (eritritol) en igual cantidad)
  • Un buen puñado de albahaca fresca


        
        PREPARACIÓN 

- Lavamos y picamos gruesa la albahaca. La ponemos en un mortero junto con el edulcorante o el azúcar y machacamos hasta que el azúcar se ponga de color verde. Ya veréis que aroma más delicioso suelta. Reservamos.

- Lavamos as fresas y las cortamos en rodajas. Las vamos colocando sobre un plato o fuente y tras poner una capa añadimos un poco del azúcar de albahaca. Repetimos la operación hasta terminar con todas las fresas. 

- Servimos y a disfrutar!. El azúcar sobrante lo sacamos en un cuenquito para quien quiera servirse más. La albahaca queda genial con las fresas. Me ha sorprendido muy, muy gratamente. Os lo recomiendo totalmente. Ligero y fresco, queda un postre super rico. 


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


sábado, 25 de febrero de 2017

Tortilla de calabacín


Lo que más me gusta de las tortillas es su versatilidad. Al igual que las croquetas, por ejemplo, da igual lo que le pongas que siempre quedan bien. Admiten cualquier variación, cualquier ingrediente, y en un momento tienes un plato delicioso. Además me recuerdan a antaño, a casa, las cenas con mis hermanos... son muy nuestras, muy de toda la vida... no se, empiezo a divagar, pero es que me encantan! Esta versión de calabacín es de mis favoritas. Comida sencilla, casera, humilde... española de siempre. Maravillosa! 
Para una tortilla mediana-grande (pero no muy grande):



       INGREDIENTES 
  • 5 o 6 huevos
  • 1 calabacín grande
  • Aceite de oliva
  • Sal


        
        PREPARACIÓN 
- Lavamos y cortamos el calabacín en daditos o trocitos más o menos pequeños. Podemos pelarlo aunque a mí me gusta más con piel, que además tiene muchas vitaminas.

- En una sartén calentamos un poquito de aceite y ponemos el calabacín, salado al gusto a cocinar. Dejamos que se vaya haciendo tranquilamente, removiendo de vez en cuando.


- Cuando los trozos estén bien blanditos y se empiecen a deshacer, apagamos y ponemos la verdura en un colador para que suelte bien todo el líquido. El calabacín suelta mucho agua, y si no lo escurrimos bien la tortilla no quedará como debe.





- En un bol batimos los huevos con una pizca de sal.








- Añadimos el calabacín bien escurrido y mezclamos. 





- Ponemos un poco de aceite en la sartén y echamos la mezcla para la tortilla. Cuajamos al gusto. En casa nos gusta dorada por fuera pero no demasiado hecha por dentro. Cada uno como le guste. Cuando esté lista, pasamos a un plato y servimos. Cuidado que sale muy caliente!


- Ya solo queda disfrutarla. Para una cena estupenda, con un poco de ensalada y un buen pan. No pido más!. Fantástica!


Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


viernes, 24 de febrero de 2017

Dados de atún a la plancha con za'atar


Con esta sencilla receta que os propongo hoy tenéis casi apañada la comida o la cena en un momento. Además, al darle el toque original del za'atar no resulta aburrida (otra vez pescado a la plancha?!) pero sigue siendo sana y ligera. Y sobre todo, sobre todo, queda buenísima! Mi "enamoramiento" con el za'atar viene ya de hace unos años, pero es que cada vez que lo pruebo en un plato nuevo este amor crece y crece (cuando ya pensaba que era imposible quererlo más! :D ). Queda fantástico con verduras (Si son asadas ya es lo más!), en ensaladas es casi obligatorio... y ahora con pescado. Otro acierto. Esta mezcla de especias es (para mí) simplemente perfecta. Queda bien con todo. No, perdón, bien no, queda espectacular!
Para 2 o 3 (según de qué lo acompañemos):



       INGREDIENTES 
  • 450 gramos de atún en dados
  • Zumo de medio limón (un poco a ojo)
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 1 o 2 cucharadas de za'atar
  • Sal al gusto


        
        PREPARACIÓN 



- Ponemos los dados de atún en un plato hondo y añadirle la sal al gusto, la soja, el zumo de limón y el za'atar. Mezclamos bien y dejamos "marinar" unos 10 minutos.



- En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos los dados de atún a fuego más bien fuerte. Se trata de que queden dorados por fuera y poco hechos por fuera. El atún se cocina parecido a la carne y a mí me gustan tanto la carne como este pescado más bien poco hechos (siempre atún previamente congelado para más seguridad). Si os gusta más hecho, pues más hecho, pero cuidado con que no quede demasiado seco.

- Vamos moviendo los dados para que se doren por todas las caras y cuando adquieran el punto deseado retiramos de la sartén. Servimos inmediatamente. Ya veréis que ricura! Me encanta el atún a la plancha. Doradito por fuera y poco hecho por dentro. En este caso, además, lleva esa fina costra de za'atar, esa mezcla de sésamo, tomillo, orégano y otras especias, que lde la un toque maravilloso. Un plato absolutamente fabuloso!


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


jueves, 23 de febrero de 2017

Alcachofas rehogadas


La receta de hoy es sencilla a más no poder... y deliciosa a más no poder. Y es que las alcachofas apenas necesitan nada para quedar perfectas. Es una verdura que me encanta... vale, qué verdura no me encanta?! Pero en serio, esta es una favorita, y como más me gustan, como siempre las hemos tomado en casa, son rehogadas. Sin más. Con un poquito de aceite y un ajito y quedan maravillosas. Saben a gloria pura! Así que hoy os traigo esta sencilla receta para que las disfrutéis tanto como yo. Eso sí, son imprescindibles las alcachofas frescas. Si no no es lo mismo. Las de bote o congeladas, no tienen ni punto de comparación. Y sí, hay que pelar, y es un rollo, pero merece la penaaaa!!!! Creedme, cuando las probéis no vais a querer hacer otra cosa que pelar más alcachofas! :)



       INGREDIENTES 
  • 1,5 kilos de alcahofas frescas (no os puedo dar cantidades. Esta es la cantidad que puse la última vez pero lo hago a ojo. Depende de la gente que coma. Eso sí, tened en cuenta que cunden poco. Se pierde mucho peso al pelar).
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • 1 Limón


        
        PREPARACIÓN 
- Empezamos pelando las alcachofas. Para ello, primero quitamos el tallo y, con la ayuda de un cuchillo (es como yo mejor me apaño), vamos arrancando las hojas hasta llegar a la parte tierna. Lo iréis viendo. Las hojas tiernas tienen un color más claro y se nota claramente que están menos duras. 




- Seguidamente cortamos la punta, que también queda siempre algo más dura.




- Partimos cada alcachofa en dos, por la mitad y la untamos con limón por todos lados. Esto se hace para que no se oxiden y se pongan negras.


- Ponemos a hervir agua en la olla exprés y cuando hierba añadimos sal al gusto y echamos las alcachofas. Tapamos, y cuando empiece a salir vapor por la válvula, bajamos un poco el fuego y dejamos cocer 6 minutos si es la olla rápida, el doble si es la olla exprés tradicional. 



- Pasado el tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar hasta que salga todo el vapor y se baje la válvula. Entonces abriremos la olla y colaremos las alcachofas.





- Ya solo queda rehogarlas. Para ello calentamos un poco de aceite en la olla limpia y seca y ponemos ajo laminado.





- Cuando el ajo esté dorado, añadimos las alcachofas y movemos con una espátula para que el aceite y el ajo se mezclen bien con toda la verdura. Apagamos y servimos. 


- Ya veréis qué ricas quedan. A mí, rehogada es una de las formas en que más me gusta la verdura, y en especial las alcachofas quedan fabulosas. Una delicia!


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


lunes, 20 de febrero de 2017

Rosca integral de centeno y espelta


Ya tenía ganas de volver a hacer pan. Es algo que me encanta y en lo que tengo muy, muy poca experiencia. Siempre masa sencillas, claro. Poco a poco voy probando harinas nuevas y espero atreverme con la masa madre en breve también. De momento hoy  os traigo una deliciosa rosca integral con harina de espelta y de centeno que vi en el blog Asopaipas, y que no pude resistir de hacer en el momento. Quedó estupenda, con una miga densa y sabrosa. En una panera o lata aguanta bastante tiempo. Tostado para el desayuno, con un poco de jamón y queso fresco en la cena, con lo que sea, este pan riquísimo.
Receta algo modificada de la original debido a la disponibilidad de harinas que tenía en ese momento y que hice el doble de cantidad.



       INGREDIENTES 
  • 375 gramos de harina integral de centeno
  • 350 gramos de harina integral de espelta
  • 275 gramos de harina integral de trigo
  • 600 gramos de agua tibia
  • 40 gramos de aceite de oliva
  • 20 gramos de sal
  • 30 gramos de levadura fresca


        
        PREPARACIÓN 


- Lo primero que hacemos es diluir la levadura en un poco del agua.

- A continuación, mezclamos todos los ingredientes en un bol y amasamos hasta obtener una masa homogénea y compacta. 




- Hacemos una bola y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que doble su volumen (unos 30 minutos).




- Damos la forma de rosca a la masa y dejamos reposar sobre una bandeja de horno con papel vegetal, tapando con un paño, hasta que vuelva a doblar su volumen (otra media hora más o menos). 



- Precalentamos el horno a 250º C y metemos una bandeja con agua para crear vapor. Horneamos a 230ºC durante unos 40 minutos. Necesitará menos tiempo si usamos el ventilador (unos 30). Pasado el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


- No hay nada como el pan casero recién horneado y esta rosca es una muestra más de ello. Ya veréis que cosa más rica. Estupendo!


Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


domingo, 19 de febrero de 2017

Ojja Merguez عجة تونسية بالمرقاز - Cocinas del Mundo: Túnez


Hoy llegamos a la Z, el fin del abecedario, en Cocinas del Mundo y Tere ha elegido para la ocasión un destino (en mi opinión) maravilloso. Nada más y nada menos que Túnez. Y es que me encanta la cocina árabe, del norte de África, llena de sabor, de color, de especias, hierbas y otros ingredientes fabulosos. El único problema es que cuesta elegir qué plato preparar! Jeje! Al final me he decidido por una Ojja Merguez. El Ojja es un plato típico tunecino a base de huevo, cocinado con tomates, pimientos y especias. En este caso lleva Merguez, las salchichas típicas de los países árabes, de cordero o ternera o una mezcla de ambas. Últimamente también las encontráis de pollo. En mi caso eran Merguez de ternera, deliciosas. 
Muy fácil de preparar, se cocina en un momento. Yo lo preparé para cenar y nos pusimos las botas. Preparad pan porque váis a rebañar hasta dejar el plato brillante. Una pasada!

Y para terminar, quiero expresar mi alegría porque aquí no se acaba la cosa. Y es que aunque terminemos el abecedario los países no se acaban, así que ya he sido informada de que volveremos a empezar la rueda y por tanto las viajes gastronómicos. Es una noticia genial. Aún me queda mucho por descubrir y muchos países que visitar con mis compañer@s de Cocinas del Mundo. Esto no ha hecho más que empezar! Yupi!!!! 
Y ahora, vamos con la receta :) Para 2 o 3:



       INGREDIENTES 
  • 5 huevos
  • 10 Merguez
  • 4 tomates
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 o 1 cucharada de harissa (según os guste de picante)
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 1 cucharadita de alcaravea (o en su defecto, comino)
  • 1 o 2 cucharaditas de sal (o al gusto)
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • Aceite de oliva


        
        PREPARACIÓN 


- Para empezar, doramos las salchichas en una sartén con un poco de aceite de oliva. Las revervamos.





- En la misma sartén, añadimos los tomates cortados en trocitos pequeños y el pimiento en rodajas y los dejamos que vayan haciéndose poco a poco. Removiendo de vez en cuando par que no se peguen.



- Cuando se hayan hecho un poco y estén blanditos, añadimos una mezcla de tomate concentrado, sal, pimienta y comino, disueltos en un poco de agua. Si vemos que la sartén se está quedando sin líquido, que espesa demasiado, podemos añadir también un poco de agua.



- Mezclamos todo muy bien y añadimos el ajo prensado y la harissa. Volvemos a mezclar.




- Añadimos las Merguez, removemos y dejamos cocer unos minutos para que se terminen de hacer la salchichas y se integre la salsa.


- Por último, añadimos los huevos, que colocaremos con cuidado entre las salchichas. POdemos incluirlos ya batidos y hacer una especie de revuelto o dejarlos enteros, como hice yo, más tipo huevos al plato. A mí me gusta más esta segunda opción, para luego poder mojar pan en la yema, jeje. Es un vicio! :) Pues bueno, ponemos los huevo y dejamos que se hagan a nuestro gusto. Tapamos para que no se nos seque la salsa.

- Cuando los huevos estén listo, apagamos y retiramos del fuego y servimos inmediatamente... con mucho pan! Jeje! es un plato para disfrutar de verdad, con un sabor intenso y un deje picante, pero sin quemar, nada de eso. Queda perfecto, en su punto, para poder saborear todos los ingredientes. Una verdadera delicia!


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina